jueves, 22 de abril de 2010

DE A POCO


Y de a poco los sueños se fueron cayendo, los besos se fueron secando y las promesas se fueron rompiendo. De a poco, la felicidad se fue convirtiendo en una muy linda pero inalcanzable utopía. De a poco, fue haciéndose más lento el latir de mi corazón…de a poco…


Y de a poco, te das cuenta que las estrellas están muy lejanas y no tienes la posibilidad de atrapar una fugaz para que cumpla tus ansiados deseos. De a poco, descubres que el sol más que iluminar tu sonrisa desvanece tu juventud. De a poco, comprendes que el agua calma al sediento de la misma manera que lo desecha ahogándolo. De a poco, recuerdas que el fuego interior de tu alma se convierte en la chispa que sofoca tus pensamientos y agobia tu existencia. De a poco, reconoces que los favores nunca son nobles y más temprano que tarde debes pagar por lo que te fue dado…finalmente de a poco…aprendes que la última exhalación, en el lecho mortal, es el inicio del olvido que prontamente llegaremos a ser.

1 comentario:

  1. ojhhh...parce...así vale la pena seguir esperando tanto para volverte a leer...que chimba de escrito...

    ResponderEliminar